Aitor Castrillo

5 de Julio del 2012. Hoy pasa el cuestionario “Hoy conocemos más a…” Aitor Castrillo, uno de los veteranos de la categoría con 14 temporadas en primera nacional y 3 en autonómica a sus espaldas.

Buenos dias, vamos a proceder  a  entrevistar al entrevistador… “ El cazador cazado“:

Últimamente has recibido muchos y merecidos halagos por tu faceta de community manager del Servical La Peña pero comencemos  por el principio , ¿Dónde fueron tus primeros contactos con el basket, primeros compañeros, primeras experiencias, etc?

Como de niño ya venía alto empecé a jugar al baloncesto en el cole. Desde minibasket hasta  que acabamos COU, coincidí en Escolapios con Iñaki de los Bueis y Juan Rábano que posteriormente volverían a  ser mis compañeros durante muchos años  en el C.B La Peña. En aquel equipo también estaba Xabi González que llegó a jugar en EBA con el Santurtzi,  Nacho y Álvaro que formaron parte del Suminan en primera durante una temporada,  Josu Martin que jugó varios años en el Zornotza o Iker, Ruben y Joseba que también siguieron jugando en Escolapios unos cuantas temporadas más. Aquella generación de 1977 de Escolapios fue realmente buena.

También recuerdo que cuando era pequeño siempre iba a todos los lados con el balón de basket; aunque no hubiese entrenamiento, allí estaba en solitario o con Iñaki, botando, pasándonos la pelota, tirando o echando unos contra unos. También solía ir con mi hermano a jugar a las canastas de debajo de casa… por lo que aquella etapa fue de muchos tiros, muchas horas y sobre todo mucha diversión.

Una vez reclutado para la causa baloncestítica, tuviste una etapa de trotamundos ¿Qué crees que te aportó como jugador / persona?

En el último año de colegio, alterné junto a Iñaki y Juan el juvenil de Escolapios con el UPV Taberna Zara de Autonómica y la temporada siguiente  ya con 18 años, me llamaron del Zornotza. Pese a jugar solo un año en Amorebieta, guardo muy buenos recuerdos y bastantes anécdotas de aquel equipo.

Las cuatro temporadas en el Fineco La Salle también fueron positivas, ya que comencé jugando poco, pero entrenando duro, a medida que me lo fui mereciendo, me pude ir haciendo un hueco en el equipo. Así todo, el mayor premio de aquella época no fue ni mi primera fase de ascenso a EBA disputada en Montserrat (Barcelona), ni el haber mejorado mucho como jugador… ya que fue precisamente en el polideportivo de Deusto, donde una rubita que hacía aerobic se fijó en un grandullón que entrenaba al baloncesto. Han pasado más de trece años desde entonces y seguimos juntos con la misma ilusión que el primer día.

Finalmente recalas en el Suminan, en aquella época en renovación. ¿Qué te animó a unirte a nuestro proyecto, desechando las numerosas ofertas con que contabas?

Jajaja!!! De numerosas nada.  Lo que ocurrió es que llegó a La Salle un señor con mucha pasta que fichó a Zubizarreta, Llamosas, Barona, Iván González,  Goñi, Marcos Casado… por lo que los que estábamos en aquel equipo, tuvimos que buscar una salida. Yo ya había jugado contra vosotros y me parecíais un club que estaba creciendo mucho y que contaba con muy buenos jugadores. Además de los eternos Jubera y Barroso, recuerdo que en el entonces “Eurotaller La Peña” jugaban los siempre temidos por las defensas Txabi Aparicio y Emilio Yarza  a los que ya conocía de Escolapios; y además, el base del equipo era Iñaki, que fue el que más me animó a que fichara. Así que en cuanto me llamó Carlos dije que sí sin dudarlo.   

Una vez en el equipo, ¿Qué te sorprendió gratamente y si hubo algún aspecto a mejorar?

Me gustó mucho que desde el primer día me sentí muy integrado en el equipo. Con el paso de los años, he intentado ayudar a mantener  esa capacidad del vestuario de hacer piña y acoger bien a los nuevos  jugadores. También me sorprendió mucho el que se entrenase tanto el cinco contra cinco, creo que los partidos a cara de perro entre semana, son el principal motivo  de que acabemos jugando de memoria con nuestros compañeros, saber siempre qué van a hacer antes de que lo hagan, si van a cortar, si te la van a pasar, si van a abrirse, si se la van a jugar o si hay que estar preparado para la ayuda.

Conozcamos a la persona, antes que al jugador. Conocemos que eres un gran aficionado a los viajes, cine y  al deporte en general. ¿Qué otros aspectos destacan en Aitor? ¿Es cierto que has recibido ofertas del grupo Recoletos para incorporarte como bloguero?

Como bien has dicho, me gusta viajar, ver pelis, leer libros, todos los deportes…  Una afición un tanto friki que he venido realizando los últimos años, es ver por internet los partidos del equipo rival al que nos íbamos a enfrentar el fin de semana. Los videos subidos por el comité vasco de árbitros a youtube me servían para hacer una especie de scouting mental de sus jugadas,  su forma de defender los bloqueos, saber si un jugador tira o prefiere penetrar, si finaliza bien o casi siempre la dobla, si aguanta la posición o si salta al tapón con la primera finta… no sé, intentaba disponer de una información extra que pudiese ayudar al equipo a sacar ventaja. Ahora que he colgado las botas, volveré a tener hobbies más normales.

Lo del blog de la Peña surgió el verano pasado cuando Carlos tuvo la idea, me lo planteó  y me animé a crear e ir metiendo contenidos a la web del club. Ni gano ni pretendo ganar nada con esto, solo lo hago porque me gusta mucho el baloncesto y porque soy del C.B. La Peña.

Respetado por los árbitros, sólo has recibido una técnica en tu trayectoria pero no todo ha sido idílico ya que eres reconocido por inventar estrategias defensivas alegales, bordeando el reglamento en los tiros de tres.

Bueno… una técnica, la de Asensio, fue la más sonada pero creo que en 25 años como jugador he recibido tres y curiosamente ninguna de ellas fue por protestar. La jugada que comentas, nació al poco de llegar a La Peña, cuando en un partido igualado, un buen tirador se quedó solo en la línea de tres y no se me ocurrió otra cosa que lanzarme en plancha a sus pies… sin tocarle, solo tratando de distraerle un poco para que el tiro no entrase. El triple no  entró y desde entonces seguí haciendo el “Superman” en bastantes ocasiones con muy buenos resultados.  Txabito me decía que me podían pitar técnica y yo le contestaba que en cuanto me pitasen una lo dejaría de hacer. En éstas, hace unos años llegó Asensio y me la pitó, así que desde entonces no lo he vuelto a repetir.

De todos modos, creo firmemente en la difícil labor de los árbitros, ellos se equivocan y aciertan del mismo modo que lo hacemos los jugadores o los entrenadores. Aún no me he cruzado con ningún árbitro que me haya contestado mal solo por comentarle con respeto y de un modo tranquilo una jugada. 

De los profesionales, ¿Qué jugador te ha influido más decisivamente? ¿Por qué te llamaban el anulador?

 Cuando era pequeño, veía una y otra vez varias cintas de video de la NBA que teníamos en casa y que para mi eran como un tesoro. Recuerdo la del All Star de 1986 con Spud Webb ganando el concurso de mates, Larry Bird el de triples y Isiah de MVP, “Put Magic in your game” de Magic Johnson, “Come fly with me” de Michael Jordan o “Motor city madness” de los Detroit Pistons.

Después de aquella época, he visto en acción a grandísimos jugadores pero no he vuelto a ver un equipo mejor que aquel de los Pistons que consiguió ganar dos anillos consecutivos. Los Bad Boys de Chuck Daly destacaban por su defensa intensa y aguerrida pero a la hora de atacar tenían una pegada y una calidad impresionantes, hablamos de Joe Dumars, Vinnie Johnson, Dennis Rodman, Bill Laimbeer, John Salley, James Edwards, Mark Aguirre y por supuesto del gran Isiah Thomas.

Lo del anulador viene de que Carlos solía encargarme defender al pivot más peligroso del equipo contrario. En la época del Suminan teníamos bastantes jugadores capaces de anotar con mucha facilidad por lo que como en ataque íbamos sobrados, mi mayor motivación siempre era intentar secar a mi par, que no jugase cómodo, que fallase más de la cuenta…

Una pena que esta última temporada, debido a las molestias, no haya podido defender y postear como en años anteriores pero aun así, me siento feliz por haber sido útil al equipo de esta temporada; para mí uno de los más completos de todos en los que he jugado.

¿De dónde te surgen las distintas celebraciones y esos pases imposibles?

Soy consciente de que tengo muchísimas carencias como jugador y alguna que otra virtud. Por suerte, la visión de juego creo que pertenece al segundo grupo, ya que el pase, desde siempre ha sido mi primera opción, intentado que circule bien el balón, estando atento a los cortes de mis compañeros, tratando de ser generoso con los extra pass…

Lo de las celebraciones es más difícil de explicar ya que en el único equipo que las he hecho ha sido aquí, en la Peña. Empecé dedicándole el primer triple de cada partido a Virginia y luego comencé a sentir que exteriorizar la alegría después de una buena defensa o  de una canasta importante me servía para estar más metido en el partido.

Recuerdo que hace 5 o 6 años, jugábamos en Urdaneta y nuestro patrocinador, Suminan, envío a un cámara profesional a realizar unas tomas para grabar un anuncio que posteriormente se emitió bastantes veces en la ETB. En el descanso perdíamos por 22 y estábamos dando una imagen lamentable pero en la segunda parte, hubo remontada épica y conseguimos ganar el partido. En el anuncio, además de a Alberto en la rueda de calentamiento, se veía un 2 más 1 de Álvaro Duque mientras yo lo celebraba como si hubiésemos ganado la Euroliga. En fin…

 Esta pregunta  ha sido típica en nuestras conversaciones pero tengo que hacerla. Mejor quinteto de la historia del Club Basket la Peña y mejor jugador con el que has jugado. Nota del entrevistador: No se admiten respuestas políticamente correctas.

He jugado contra Sergio Rodríguez, los Urtasun, Saul Blanco, Fran Vázquez, Javi Salgado…  todos ellos grandísimos jugadores.

Por otra parte, he intentado confeccionar el mejor  quinteto del C.B. La Peña de la historia pero se me quedaban fuera jugadores que para mi son o eran auténticos cracks del basket. Visto que era imposible, he tratado de escoger 12 jugadores para hacer una especie de All Historic Peña Team pero se seguían quedando injustamente fuera jugadorazos con mayúsculas. Así que para mojarme al menos un poco, diré que en mi mejor quinteto de la historia del club jugarían Iñaki y cuatro más, mientras que en mi particular equipo de doce, una ficha tendría siempre nombre y apellido: Alberto Barroso, el gran capitán.

¿Qué crees que ha aportado el GPS al Servical la Peña?

Jajaja!!! Muuucha tranquilidad en los desplazamientos. Antes de la llegada de esta tecnología había dos opciones para encontrar los pabellones rivales, seguir a Carlos, que sin querer, era especialista en darnos esquinazo en el último momento o intentar llegar nosotros directamente que era bastante peor ya que siempre teníamos la extraña habilidad de preguntar a los lugareños menos espabilados, lo que provocaba que siempre nos indicasen que los pabellones quedaban muy lejos y en dirección contraria.

La verdad es que los desplazamientos en coche han reunido muchas anécdotas memorables… como la del curso de conducción segura de Carlos en plena nevada volviendo de Pamplona o la de Alberto cuando olvidó pagar en el peaje, provocando que la barrera cayese a bloque sobre el parabrisas. Otra que tuvo a un coche como protagonista, fue la ocurrida en Pamplona, cuando a Carlos le dio un cólico nefrítico muy doloroso en mitad de un partido y tuvo que abandonar el campo como buenamente pudo para ir en taxi al hospital, donde fue ingresado. Cuando terminamos de jugar, no encontrábamos dónde había aparcado Carlos el coche y como sin coche no podíamos regresar a Bilbao, tuvimos que peinar toda la zona adyacente al pabellón, andando y pasando un poco de frío. Tardamos más de una hora en localizarlo porque no estaba cerca, pero al final lo encontramos y Emilio nos trajo de vuelta a casa.

Echando la vista atrás, también recuerdo otros grandes momentazos como las uñas pintadas, la capa y los colmillos de la etapa gótica de Gonzalo, el helicóptero de Momoitio y la espuma volando en el vestuario, a Iñaki desde el banquillo diciendo en alto “Aghhhmed!!!” para hacer reir a Juan justo cuando éste estaba lanzando un tiro libre y a Juan picándose con Iñaki porque eso no se le debía hacer a un compañero… o aún sonrío al visualizarnos a todos sentados en una mesa corrida de la cervecería Henao en una cena de equipo, mientras Txabito, descalzo, se hurgaba los pies con un cuchillo, tratándose de quitar unas durezas.

Eres un asiduo de los entrenos de perfeccionamiento técnico de los viernes,  ¿Crees que algún día conseguirás un pleno en el reto Mumbrú?

Los entrenamientos de tiro voluntarios de los viernes siempre me han parecido muy divertidos. El record del reto Mumbrú (3 tiros libres, 3 triples y 3 de medio campo) lo tiene Alberto con 8 pero no descansaré hasta igualarlo (solemos decir que el que empata gana!). Conseguir el pleno de 9 es realmente difícil porque las de medio campo son un poco lotería y nadie hasta ahora ha metido las 3 seguidas.

Una de tus pasiones es el Athletic, si tuvieses que elegir entre un título para el Athletic , o uno para el Servical, ¿Cuál escogerías?

Uffff ésta pregunta es como la de elegir a quién le quieres más, si a aita o a amatxu. El Club Basket la Peña siento que es mi casa, mientras que el hecho de ir a San Mamés desde txiki hace que el sentimiento de pertenencia al Athletic sea también inmenso. Así que contestaré que ojalá la próxima liga sea para el Servical la Peña y la Copa se la lleve el Athletic. Aupa Athletic!!! Vamos Peña!!!

¿Qué partido de los jugados te ha dejado mejor recuerdo, a nivel individual y colectivo?

Han sido muchísimo los partidos especiales, ha habido enormes victorias que te llenan por dentro y dolorosas derrotas que te dejan tocado pero que después te hacen mejorar.  Por ser el último y porque todo salió perfecto, guardo con mucho cariño el de mi despedida en casa contra el Santurtzi: el Agur Jaunak, los regalos, las pancartas, mi gente en la grada… entraron 3 de los 4 triples que lancé y todos mis compañeros ofrecieron su mejor versión para ganar a los campeones de liga.

Otro partido especial fue ante el Natación en Pamplona en la temporada 2004-2005 cuando necesitábamos ganar para disputar la fase de ascenso a EBA. Había hecho serigrafiar 13 camisetas  con la imagen del equipo para celebrar una posible victoria, pero tenía miedo de no poder sacarlas porque nos pasase como un par de temporadas atrás contra el Erro y Eugi, que nos dejó fuera de la fase de ascenso en la última jornada cuando ellos no se jugaban nada. Menos mal que esta vez estuvimos más acertados y pudimos ganar, completando la mejor temporada en cuanto a resultados, de la historia del club.

A nivel colectivo, los duelos contra Askartza siempre han sido intensos y bonitos de jugar, también recuerdo un partidazo ante el Loyola de Hermosilla que nos salió todo bien anotando más de 100 puntos sin prórroga, una victoria en San Sebastian ante un potente Atlético en la que viajamos solo 7 jugadores y Juan apenas pudo jugar porque estaba griposo, la victoria en Zurbaranbarri ante el Helios aragonés que llegaba invicto en la fase de ascenso a EBA o más recientemente, la impresionante racha de 10 victorias en 11 partidos de la temporada 2010-2011 con la que pudimos meternos en la A1 tras comenzar la liga perdiendo los seis primeros encuentros.

La grada joven del Servical te adora, siendo su jugador preferido. ¿Desmientes que la comida china hace crecer hasta los metros?

Desmiento, demiento… ya sabéis por las cenas de equipo que soy mal comedor independientemente de si la comida es china o no. Así que a los hijos e hijas de jugadores míticos como Carlos, Txetxu, Alberto, Txabi o Javi el bombero les diría que coman bien y de todo; además es importante que estén bien alimentados, porque quién sabe si dentro de unos años, alguno de ellos pueda llegar a vestir la camiseta del C.B. La Peña.

Pregunta obligada para finalizar el cuestionario ¿Echas alguna pregunta en falta? Si no es así  ¿Qué prefieres ganar de uno o ganar de 20?

No he echado nada en falta, de hecho creo que eres un interrogador muy incisivo 🙂 también aprovecho para pedir disculpas por la chapa, me pongo a escribir batallitas de basket y me suele costar parar…

Ganar de uno generalmente te deja mejor cuerpo ya que te has llevado un partido que has estado a punto de perder pero indudablemente ganar de 20 es mejor ya que esa diferencia tan amplia suele indicar que has sido justo merecedor de la victoria.  

Un placer y un orgullo haber compartido lo que hemos vivido

He tenido la inmensa suerte de haber jugado  durante once temporadas en este gran equipo.  A partir de ahora os apoyaré desde la grada y os llevaré siempre en el corazón.

6 respuestas a Aitor Castrillo

  1. 5bertuccio dijo:

    simplemente el mejor.

  2. izaldu dijo:

    Aitor, un auténtico HALL OF FAME!

  3. iker dijo:

    grandisimo aitor¡¡

  4. I_BADI dijo:

    ¡¡¡¡¡¡Queremos su camiseta colgando del techo del pabellón!!!!!

  5. coach dijo:

    Gran tipo este Aitor, te echaremos de menos……pero no te vayas muy lejos. Pocos quedan como tú.

  6. 5bertuccio dijo:

    Voy a aclararme.El mejor haciendo photo “shop” porque ese mate no se le recuerda… jaja También,dejando un par de días la pg sin actualizar para crear expectativas …………

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s