Partidos míticos: Reggie Miller y su idilio con el Madison Square Garden

Reggie-Miller-Spike-Lee

Hoy traemos un “5 en 1” ya que hablaremos de cinco partidos distintos en una sola entrada. ¿Por qué? Porque al igual que sucede con el todo y sus partes, no podemos separar a Reggie Miller del Madison Square Garden de New York… escenario donde el alero de Indiana Pacers dio auténticos recitales ante la animadvesión de la grada.

Cada vez que Reggie Miller visitaba el Madison, se intuía que algo iba a ocurrir… cada partido era especial… un jugador enfrentado a toda una ciudad.

1 de Junio de 1994. Quinto partido de las Finales de la Conferencia Este. Ambos equipos habían ganado sus partidos en casa, por lo que con la serie igualada a 2, los Pacers visitaban el Madison Square Garden con la intención de ponerse por delante.

El tercer cuarto finaliza con 70-58 a favor de los Knicks pero algo ocurre entonces, que cambia el partido, y quizá también muchos partidos venideros. Reggie Miller anota un triple y comienza a increpar a Spike Lee (famoso director de cine y fan incondicional de los Knicks que acostumbra sentarse en primera file, a pie de pista). Parece que Spike Lee previamente había estado picando a Reggie Mille, mofándose de él cuando fallaba y comparándole con la que fuera ex-jugadora de la WNBA y a la vez su hermana, Cheryl Miller.

Reggie Miller asumió la responsabilidad espoleado por su pique con Spike Lee, y tras cada canasta, se cruzaba con el director insultos y miradas desafiantes. Reggie Miller incluso se llevaba las manos al cuello en signo de ahogamiento, mientras el famoso director, tampoco se quedaba atrás, puesto en pie mientras gritaba improperios al alero de los Pacers. Los triples de Miller se iban sucediendo (hasta 5 anotó en el último cuarto), pero Miller también anotaba de dos con la mano de John Starks literalmente en la cara… nada ni nadie podía parar aquella noche a Reggie Miller. Spike Lee prendió la mecha y Miller incendió el Madison.

spike_lee_reggie miller

Los Pacers vencieron 96-85 y Miller finalizó el partido con 39 puntos, 25 de ellos conseguidos en el último cuarto, en una de las actuaciones más legendarias de la historia. Los diarios neoyorkinos lo tuvieron muy claro, Reggie Miller había ganado la batalla a Spike Lee y a toda la gran manzana… La portada del “Daily News” al día siguiente hablaba por sí sola: “Muchas gracias Spike”.

Es evidente que Spike Lee aquella noche, se metió con el hombre equivocado.

7 de mayo de 1995. Primer partido de las Semifinales de Conferencia en 1995. El destino volvía a cruzar a Pacers y Knicks en Play Offs. A pesar de que un año atrás, los Knicks consiguieran imponerse en el partido 7 a los Pacers y avanzar hacia las finales, los ánimos estaban caldeados en el Madison Square Garden y las iras de los aficionados tenían un único destinatario. Pensar que Reggie Miller no iba a tener una noche fácil porque el público se la tenía jurada, era no conocer bien a Miller… ya que nada motivaba más a Reggie que tener a todo un estadio abucheándole.

Los Knicks ganaban 105-99 a tan solo 18 segundos para el final. Había risas entre el público e incluso en el banquillo de los Knicks ¿Partido decidido? No tan deprisa… y menos si está en cancha, uno de los jugadores con más clutch que ha habido nunca. Los Pacers ponen el balón en juego y Reggie Miller, nada más recibir, se gira y anota un triple. Así de fácil o así de difícil (según como se mire).

Anthony Mason se dispone a sacar de fondo, pero instantes antes de pasar el balón a Greg Anthony, éste se trastabilla y cae al suelo. Reggie Miller recupera la posesión y pudiendo anotar de dos, decide dar la vuelta y dirigirse al triple. Lanza… y convierte el lanzamiento de 3 que pone el empate en el marcador.

Al ser preguntado sobre porqué prefirió dar unos pasos atrás buscando el triple en vez de anotar de dos, Miller lo tenía claro: “Quería clavarles una estaca en sus corazones”.

miller_knicks

Meter 2 triples en 3,1 segundos en tu escenario favorito no tiene precio, pero Miller lo que quería por encima de todo, era ganar el partido. John Starks recibe una falta, pero le puede la presión fallando los dos tiros libres, Pat Ewing se hace con el rebote ofensivo pero tampoco consigue anotar a 2 metros del aro. Finalmente es Reggie Miller quien atrapa el rechace y recibe una nueva falta personal. Dos tiros libres. El público achucha demostrando toda la hostilidad que es capaz, pero en el fondo son conscientes que Reggie no va a fallar. Y no lo hace. 8 puntos de Reggie Miller en 8,9 segundos dan la victoria a los Pacers.

Los fans de los Knicks salen del pabellón preguntánose cómo han podido perder un partido que estaba ganado. La respuesta es obvia y lleva el 31 a la espalda: Reggie Miller.

Los Pacers ganaron la serie 4-3 a los Knicks, vengándose de lo sucedido la temporada anterior y volviendo a las finales de la Conferencia Este, donde caerían derrotados en el séptimo partido ante Orlando Magic.

10 de Mayo de 1998. Cuarto partido de las semifinales de Conferencia. Los dos primeros partidos en Indiana fueron para los Pacers mientras que los Knicks se llevaron el tercero en New York por lo que el cuarto se disputaría en el Madison de nuevo, con las espadas en todo lo alto.

John Starks, dese la línea, coloca el 102-99 a favor de los Knicks a tan solo 19 segundos del final del partido. Pinta bien para los locales pero el público ya no se fía… como se demuestra en la siguiente jugada. Rick Smits falla su lanzamiento pero el rebote ofensivo es para lo Pacers que buscan a Mark Jackson que está libre en la línea de 3, pero Jackson ve que le vienen dos defensores y que Reggie Miller está completamente solo en el triple. Mientras el extra pass se dirige a Miller, y éste prepara su lanzamiento, las caras del público lo dicen todo. Los que saltaban pidiendo defensa, dejan de hacerlo; otros se agarran la cabeza en señal de deseperación; otros vocalizan “OHHH NOOOO!!!!”. El balón, aún no había salido de las manos de Miller, y el Madison Square Garden ya sabía que aquel tiro atravesaría la red. A tan solo 5 segundos del final, Reggie Miller empataba el partido silenciando el pabellón.

reggie-miller-knicks

En la prórroga, los Pacers vencieron 118-107. Reggie Miller se fue hasta los 38 puntos (era su séptimo partido por encima de 30 puntos contra los Knicks en Play Offs) e Indiana ganó la eliminatoria en 5 partidos pasando por tercera vez en 5 años a las Finales de la Conferencia Este. Allí les esperaban los Bulls.

Los Pacers pusieron en serios aprietos a los de Chicago que finalmente los Bulls se impusieron en un apretado 4-3. Inolvidable el game winner de Reggie Miller, defendido por Michael Jordan que empataba la eliminatoria a 2…

El video del triple de Miller que congeló el Madison, comentado entre otros por Spike Lee y Magic Johnson:

2 de Junio del 2000. Sexto partido de las finales de la Conferencia Este. Los Pacers van venciendo 3-2 en la eliminatoria y tienen la ocasión de certificar el pase por primera vez en su historia, a las finales de la NBA, precisamente en el Madison Square Garden.

Como cuando el tiburón huele la sangre de su presa, los Pacers no dieron opción a los Knicks venciendo 93-80 con un Reggie Miller espectacular: 10/19 en tiros de campo, 5/7 en triples, 9/9 en tiros libres, 5 rebotes, 4 robos de balón y un tapón.

Miller_pacers_2000_nba_finals

34 puntos en su pabellón favorito y ante la afición de los Knicks. Nunca una victoria supo tan bien, tanto por lo que significaba (su primer billete a las finales) como por el escenario en el que se produjo.

5 de abril del 2005. Reggie Miller había anunciado su retirada de las canchas y visitaba por última vez el Madison Square Garden… Una guerra nacida tantos años atrás, no entiende de treguas y el partido comienzó como en tantas otras ocasiones, Reggie Miller abucheado e insultado por el público neoyorkino.

En un partido sin historia donde Reggie Miller estuvo más gris de lo habitual anotando solo 13 puntos (los Pacers vencieron 97-79), la sorpresa vino cuando el partido estaba a punto de finalizar… Los aficionados de los Knicks, quizá movidos por la nostalgia de tantas batallas vividas y por darse cuenta que nunca más tendrían que preocuparse de que Reggie Miller les amargara el día… en señal de reconocimiento a toda una carrera, comenzaron a corear: “Reg-gie!!! Reg-gie!!!”. Miles de gargantas sonaban en el pabellón: “Reg-gie!!! Reg-gie!!!”, pero realmente, se podía escuchar el sentimiento de toda la ciudad de Nueva York gritando al unísono: “Reg-gie!!! Reg-gie!!!”

miller-lee-hug

El público le tributó una sonora ovación puesto en pie y Reggie Miller agradeció el gesto fundiéndose en un sentido abrazo con Spike Lee. Su archienemigo. Porque cada vez que Reggie Miller visitaba el Madison Square Garden, no ganaban los Pacers o los Knicks… ganaba el baloncesto.

“El Madison Square Garden sacaba lo mejor de mí. Siempre lo hizo. Encendía un fuego en mi interior. No había nada que quisiera más que ganarles en su campo y robarles su show. Me divertí mucho haciéndolo.”

Reggie Miller

Anuncios

Acerca de cblapenya1992

Club Basket La Peña en Bilbao, fundado en 1992 y que actualmente milita en el grupo del País Vasco, Navarra y La Rioja de la Primera División Nacional Masculina.
Esta entrada fue publicada en Partidos míticos. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s